Claves para el Branding de tu Marca

Las grandes marcas saben que el secreto para conquistar la mente de los clientes no está en vender las cualidades de un servicio o un producto. La calve está en las emociones que evoca una marca y el valor que ésta entrega a la vida de las personas.

Los expertos en branding y marketing entienden a la perfección esta premisa, y allí dónde la marca trata de conectarse emocionalmente con la audiencia.

“No se trata solo de vender un producto, debes diferenciarte y añadir valor para generar lealtad.”

Una vez que tienes bien definido qué es lo que ofrece tu marca de valor y qué te hace destacar frente a la competencia, el siguiente paso es comunicarlo de manera efectiva y atractiva. Toda tu estrategia de comunicación por ejemplo: en tu sitio Web, en tus perfiles de redes sociales y en tu promoción y publicidad deben apuntalar en esa dirección.

No sólo las empresas y los productos pueden convertirse en marcas. También las personas. Y en el caso de los emprendedores esto es aún más importante y relevante, ya que buena parte de la confianza de sus clientes y del éxito de la organización depende de su reputación como empresario.

branding

El proceso de crear una marca personal debe ser prácticamente el mismo que el de una de negocios: Primero define quién eres y cuáles son tus metas; después, establece cómo llegarás a ellas y finalmente, cuál será tu estrategia para posicionarte.

De esta manera, si, por ejemplo, tienes una profesión y quieres darte a conocer como un experto en el área, crea y escribe en tu blog, publica en redes sociales sobre temas relacionados a tu profesión que ayude a solucionar problemas a las personas…

El posicionamiento hace referencia a la manera en que quieres que los demás te perciban; ya sean tus clientes, amigos, colegas, pareja, socios y/o medios. En resumen, se trata de la razón emocional por las que las personas quieren estar cerca de ti.

branding

Para finalizar te comparto  estas cinco pistas que te ayudarán  a trabajar en el branding de tu marca:

1. Perseverancia, consistencia y paciencia: nada que valga la pena en la vida y en los negocio se construye sin perseverancia, esfuerzo y paciencia.

2. Sé auténtico: recuerda que los productos se convierten en marcas en cuanto las personas saben qué ocurrirá cuando interactúen con ella.

3. Enfoca en un solo nicho: es mucho más inteligente poner tu enfoque en ganarte a pequeñas demografías poco a poco, en lugar de intentar llegar a todo el mundo todo el tiempo. Enfócate en construir productos para diferentes nichos, de manera que puedas unir todos esos grupos en una misma marca.

4. Provocar emociones: las personas constantemente se conectan con las marcas y con otras personas que les evocan una respuesta emocional.

 5. Sé extraordinario: los productos no se convierten en marcas por azar, al igual que las personas no se hacen famosas por ser comunes y corrientes. Mientras que ser ordinario es seguro, el reconocimiento y la alta valoración sólo los reciben aquellos que salen de lo tradicional y apuestan por lo inusual.

Haciendo algo extraordinario; en lugar de hacer algo común sin aportar algo extra; es como atraerás la atención de muchas personas. Espero que con estas pautas puedas comenzar construir la identidad de tu propia marca.

¡Gracias y espero tu comentario!

Fuente: www.entrepreneur.com – Fabián Herrera

Foto: Photopin.com – Flickr