¿Qué Cosas Hacen la Gente Exitosa?

Siempre he estado fascinado por las personas que están constantemente acertado en lo que hacen; especialmente aquellos que experimentan éxito repetido en muchas áreas de su vida durante casi toda su vida.

Todos tenemos nuestros propios ejemplos de personas muy exitosas que admiramos o que nos llaman poderosamente nuestra atención, Pero, ¿cómo lo hacen?

He estudiado la vida de numerosas personas de éxito. He leído sus libros, visto sus entrevistas, etc. etc., y he aprendido que la mayoría de ellos no habían nacido en el éxito; simplemente lo hicieron, lo crearon y siguen haciendo estas cosas que les ayudan a desarrollar todo su potencial.

Aquí hay doce hábitos que hacen de manera sistemática y persistente que, el resto de nosotros puede emular fácilmente.

  1. Crean y persiguen objetivos SMART

Las personas exitosas tienen objetivos realistas en mente. Ellos saben lo que están buscando y por qué luchan por ello. Las personas exitosas crean y persiguen objetivos SMART.

Objetivos SMART

objetivos-SMART

Al identificar los objetivos SMART que son realmente importantes para usted, usted se convierte en motivados para averiguar la manera de alcanzarlos. A desarrollar las necesarias actitudes, capacidades y habilidades.

Puedes lograr casi cualquier meta que estableciste si piensas sabiamente, sigues los pasos y estableces un marco de tiempo que permite llevar a cabo estos pasos.

Metas que antes parecían muy lejos y fuera del alcance, con el tiempo se mueve más cercano y se convierte en posible, no porque sus objetivos se reducen, sino porque tu actitud y acciones se expanden para que coincida con ellos.

  1. Toman medidas decisivas e inmediatas

Lamentablemente, muy pocas personas viven para convertirse en la historia de éxito que sueñan. Y hay una razón simple: ¡Nunca toman acción!

La adquisición de conocimientos no quiere decir que estás creciendo. El crecimiento ocurre cuando lo que sabes cambia la forma en que vives. Así que muchas personas viven en un sueño completo. En realidad, no lo hacen ‘vivido’. Simplemente ‘desean’, y nunca se toman las medidas necesarias para hacer que sucedan las cosas, ir tras sus sueños y hacerlos realidad.

No importa si usted tiene un coeficiente intelectual de genio y un doctorado en física cuántica, no se puede cambiar nada o hacer cualquier tipo de progreso en el mundo real sin tomar medidas decisivas y acciones. Hay una gran diferencia entre saber cómo hacer algo y hacerlo realmente.

El éxito depende del simple del acto de tomar la decisión de moverse hacia adelante.

  1. Se centran en ser productivo

En su libro, “La semana laboral de 4 horas”, Tim Ferris dice: “reduzca la velocidad…: La mayoría de las cosas que hacemos en el día no hacen ninguna diferencia. Estar ocupado es a menudo una forma de no avanzar, es la pereza mental. Y la pereza mental lleva a la acción indiscriminada”.  Ferris dice: ‘‘trabajar más inteligentemente, no es más difícil.”

Las personas ocupadas se dirigen al trabajo, conferencias, reuniones, eventos sociales, etc.,  están corriendo por todos lados, y llegan tarde la mitad del tiempo. Su apretada agenda les da un elevado sentido de importancia. Pero todo es una ilusión. Son como los hámsteres que se mueven en una rueda, pero están siempre en el mismo lugar.

La solución: reducir la velocidad. Respirar. Revisar sus compromisos y metas.  Poner primero lo primero.   Haz una cosa a la vez. Empezar ahora. Tome un descanso de dos horas. Y repetir. Y recuerde siempre, los resultados son más importantes que el tiempo que se necesita para alcanzarlos.

  1. Toman decisiones lógicas e informadas

A veces hacemos cosas que son tontas, simplemente porque estamos molestos o exaltados. Aunque emocionales ‘instintos’ son eficaces en ciertas situaciones de supervivencia. Pero cuando se trata de generar éxito a largo plazo, tener un crecimiento sostenido en cualquier área de la vida, las decisiones emocionales a menudo conducen por mal camino.

Las decisiones impulsadas por la emoción normalmente contienen cantidades mínimas de pensamiento consciente, y se basan principalmente en los sentimientos momentáneos en lugar de conocimiento.

El mejor consejo es simple: no dejar que sus emociones triunfen sobre su inteligencia. Vaya despacio y piense las cosas antes de tomar cualquier decisión de cambio en su vida.

  1. Evitan la trampa de tratar de hacer las cosas perfectas

Muchos de nosotros somos perfeccionistas…  Yo sé que soy así muchas veces. Colocamos alta la vara para nosotros mismos. Dedicamos grandes cantidades de tiempo y atención a nuestro trabajo para mantener nuestros altos estándares personales.

Nuestra pasión por la excelencia nos impulsa a correr el kilómetro extra, sin detenernos nunca, nunca se sabe ceder. Y esta dedicación hacia la perfección, sin duda, nos ayuda a lograr resultados … Siempre y cuando no nos dejamos llevar.

¿Qué sucede cuando nos dejamos llevar por el perfeccionismo?

Llegamos a estar descontentos y desalentados cuando no somos capaces de cumplir con los (altos)  estándares que establecemos para nosotros mismos, haciéndonos reacios a asumir nuevos retos o incluso poder terminar las tareas ya hemos empezado.

Los perfeccionistas verdaderos tienen dificultades para iniciar las cosas y un tiempo aún más difícil de terminar ellos, siempre. Recuerde, el mundo real no recompensa a los perfeccionistas. Se premia a las personas que se hacen las cosas. Y la única manera de hacer las cosas es ser imperfectos 99% del tiempo.

  1. Trabajan fuera de su zona de confort

La razón número uno que veo dee este punto es que mucha gente inteligente, llevan en su espalda su propia resistencia a aceptar una oportunidad simplemente porque no piensan que están listos.

En otras palabras, se sienten incómodos y creen que requieren conocimientos adicionales, habilidad, experiencia, etc. antes de que puedan participar adecuadamente en la oportunidad. Por desgracia, este es el tipo de pensamiento que ahoga el crecimiento personal y el éxito.

La verdad es que nadie se siente 100% listo cuando surge una oportunidad. Debido a que la mayoría de las grandes oportunidades en la vida nos obligan a crecer emocional e intelectualmente. Nos obligan a estirarnos a nosotros mismos  fuera de nuestras zonas de confort, lo que significa que no sienta totalmente cómodo al principio. Y cuando no se siente cómodo, no nos sentimos preparados.

Los momentos significativos de oportunidad para el crecimiento personal y el éxito van y vienen durante toda la vida. Si usted está buscando hacer cambios positivos y nuevos avances, tendrá que adoptar estos momentos de oportunidad, aunque nunca se sentirá 100% listo para ellos.

  1. Mantienen las cosas simples

Leonardo da Vinci dijo una vez: “La simplicidad es la máxima sofisticación.” Nada podría estar más cerca de la verdad. Aquí, en el siglo 21, donde la información se mueve a la velocidad de la luz y las oportunidades de innovación parecer interminables, tenemos una abundante variedad de opciones cuando se trata de diseñar nuestras vidas y carreras. Pero, lamentablemente, una avalancha de oportunidades a menudo conduce a complicaciones, confusión y falta de acción.

Varios estudios comerciales han demostrado que a más opciones de producto que un consumidor se enfrenta desisten de la compra. Del mismo modo, si se complica la vida por sí mismo inundando con demasiadas opciones, su mente subconsciente va a renunciar. La solución es: simplificar.

  1. Se centran en hacer pequeñas mejoras continuas

Henry Ford dijo una vez: “Nada es particularmente difícil si se divide en trozos pequeños.” El mismo concepto se configura con la pregunta: ¿Cómo se come un elefante? Respuesta: Un bocado a la vez. Esta filosofía es válida para el logro de sus metas más grandes.

Hacer pequeños cambios, positivos, comer un poco más sano, hacer un poco de ejercicio, creando algunos pequeños hábitos productivos, poco a poco se irá alcanzando el nivel de éxito al que se aspira.

Y si se comienza pequeño, no necesita mucha motivación para empezar bien. El simple hecho de empezar y hacer algo le dará el impulso que necesita, y pronto se encontrará en una espiral positiva de los cambios.

Comience con una sola actividad, y haga un plan de cómo van a hacer frente a los problemas que puedan surgir… Será difícil al principio, lo sé, pero se hará más fácil a medida que se da un paso a la vez, así la fuerza crece, y se puede asumir retos más grandes.

  1. Miden y hacen seguimiento de su progreso

La gente exitosa no sólo está trabajando en su proyecto o negocio, sino que también están constantemente midiendo sus resultados, y evaluando su progreso con regularidad. Se controlan a sí mismos verificando sus objetivos y saben claramente lo que hay que hacer para acelerar en caso de ser necesario.

No se puede controlar lo que no se mide correctamente. Si realiza el seguimiento de las cosas mal, no podrás ver a las oportunidades potenciales en el horizonte. El enfoque correcto es averiguar cuál es su objetivo número uno y luego realizar un seguimiento de las cosas que se relacionan directamente al logro de ese objetivo.

Le recomiendo que se tome un tiempo adecuado para identificar su objetivo número uno, identificar las cosas más importantes para hacer un seguimiento, y entonces comienza el seguimiento de forma inmediata. Sobre una base semanal, llevar los números en una hoja de cálculo y utilizar los datos para crear gráficos semanales o mensuales de tendencia para que pueda visualizar su progreso. A continuación, ajuste las acciones para conseguir los objetivos planteados.

  1. Una actitud positiva a medida que aprenden de sus errores

Las personas exitosas se concentran en los aspectos positivos, ven el lado positivo en cada situación. Ellos saben que es su positividad que les llevará a la grandeza. Si usted quiere tener éxito, es necesario tener una actitud positiva hacia la vida. La vida te pondrá a prueba una y otra vez. Si cedes a la negatividad interna, nunca serás capaz de alcanzar las marcas definidas en tus metas.

Recuerda, cada error que cometas es un avance, los errores enseñan lecciones importantes. Cada vez que cometes uno, estás a un paso más cerca de su meta. El único error que realmente te puede hacer daño es elegir no hacer nada simplemente porque te da demasiado miedo a cometer un nuevo error.

No permitas que tu propia negatividad te sabotee. Aprende lo que puedas y sigue adelante.

  1. Pasan tiempo con las personas adecuadas

Las personas exitosas asocian con personas que tienen ideas afines, energía y pensamientos afines. Ellos socializan con personas que crean energía positiva entre ellos y se apoyan unos a otros. Tu eres la suma de las personas con las que pasas la mayor parte del tiempo. Si te juntas con la gente equivocada o negativa, te afectarán negativamente. Pero si te rozas con las personas adecuadas, te convertirás en alguien mucho más capaz y exitoso de lo que podrías ser habiendo estado sola.

Encuentra tu tribu y ponte a trabajar juntos para hacer una diferencia en todas sus vidas. 

  1. Equilibrio y aprendizaje constante

El equilibrio y el aprendizaje constante en la vida física, mental, espiritual, emocional y social, es el último punto, pero también es el primero de los factores para en el desarrollo de sus vidas personal y profesional se encuentren con el éxito.

Gracias por tomarte le tiempo de leer este post, espero que estas líneas ayuden a pensar en tu propio camino al éxito. Que así sea!!!

Imagen: ©yuttana Contributor Studio – ShutterStock